Sí, el Mundo con mayúscula

Sí, el Mundo con mayúscula

Antes de entrar de lleno en una de las secciones más «gramaticales» del blog, me gustaría aclarar por qué Traduciendo por el Mundo contiene una mayúscula en el título, mayúscula que, todo hay que decirlo, provoca dolores de cabeza a traductores, filólogos, redactores y correctores en numerosas ocasiones.

Y es que, como muchos ya sabréis, el uso de las mayúsculas en español está sobrevalorado, ya que en muchas ocasiones hacemos un uso indebido de ellas quizás por influencia del inglés (donde es correcto), quizás por ignorancia (para destacar un texto).

Pero no, no es el caso. Aunque todo el mundo (que no Mundo) tiene derecho a equivocarse y bien podría ser este mi caso, he de decir que la mayúscula en este este blog está más que justificada.

Traduciendo por el Mundo nació en primer lugar con la idea de ser un blog que tratara temas tan versátiles como la traducción, las culturas y las lenguas. Sin embargo, desde hace unos años el proyecto se llevó más allá y se quiso incorporar una sección más personal y propia en la que la palabra mundo no solo reflejara esta acepción global, sino la de un sentido más íntimo y reflexivo de mí y de mi forma de interpretar la vida lingüística.

Ya veis, al final el mundo es la forma en la que cada uno lo vive y lo experimenta. Y este, el mío.

Bienvenidos a Traduciendo por mi Mundo.

Sin comentarios

Deja un comentario