El libro del mes: Paris sera toujours Paris

El libro del mes: Paris sera toujours Paris

Escribo en un único día atípicamente gris en Valencia, tumbada en el sofá con la misma manta que me vio crecer. El día se mimetiza con la esencia de París. Pero a su vez, ese grisáceo combina perfectamente con una gama de colores variopinta que tan bien refleja Paris sera toujours Paris. Porque París es eso, puro color. Puro color literario que ha sabido reflejar la mente de su autor, Màxim Huerta, y puro color artístico en las manos de su ilustradora, María Herreros.

Pura delicia. Un libro tratado con mimo y gusto, con tacto y cariño, como si fuera una pieza única y delicada que se esconde en una vitrina. Decora por fuera, aunque por dentro ya tiene su propio decorado.

 

 

Aquí la literatura tiene otro lenguaje: el lenguaje de los sonidos, el del gusto y el olor, el de la vista; el lenguaje de los olores y el del tacto más sutil al pasar por sus páginas. Sutil, como es este libro. Sofisticado hasta en las esquinas, ya que en él se destripa cada detalle del París más vergonzoso y coqueto, detalles que bien pudieran ser insignificantes a ojos de cualquiera que pasea por la ciudad sin fijarse en los pequeños detalles. Convertir lo pequeño en grande, esa la verdadera intencionalidad. Detalle y corazón. Bohemio y delicado. Un espejo literario y creativo de los fantasmas del pasado parisino que nunca terminaron por marcharse. Un paseo humanístico por los adoquines del París más dulce, pero también del París del caviar rojo por la exquisitez en su fondo. Un libro con un sabor peculiar.

 

Feria del libro de Valencia. Abril del 2019.

 

Paris sera toujours Paris es, en definitiva, un libro para vivirlo, sentirlo y soñarlo. Un recorrido para terminar en un día grisáceo como son los tejados de París. Un libro para quedarte con las ganas de seguir viviéndolo.

Bienvenidos a la Belle Époque

Comienza el espectáculo. Escuchemos a Mistinguette.

Sin comentarios

Deja un comentario