El libro del mes (marzo): «Intimidad improvisada»

El libro del mes (marzo): «Intimidad improvisada»

A veces nuestra realidad no es más que la mancha del café que dejamos en la mesa. Nos empeñamos en vivir por encima de lo esperado y lo que nos encontramos es una inusitada cotidianeidad que nos abraza por igual a todos. Esto es lo que nos enseña Màxim Huerta en su «Intimidad Improvisada», una recopilación de artículos y columnas que nos destapan las vergüenzas de los pensamientos del hoy y los recuerdos del ayer, una pausada lectura para saborear los cosas (in)significantes del día a día que hay que ir despeinando una por una.

De esos libros para releer al cabo del tiempo y darte cuenta de que tus acciones forman parte de ese común denominador que es el ser humano. Saborear la realidad de las cosas que nos pasan y que no nos hemos atrevido a verbalizar.

Gocemos pues de esas pequeñas imperfecciones del día a día, del arte de ser humanos, como si se tratara de una escena externa de la que todos participamos de una forma u otra. Y es que, tal y como dice Borges y recoge Màxim Huerta en «Vente al pueblo»: «No sabes si recuerdas lo que viste o lo que te han repetido después. No sabes si lo viste o lo viviste. La realidad se adultera».

Una ficción de nuestra vida basada en hechos reales. Un relato del presente humano contado a nuestro yo del futuro porque «todo esto que vives serán fotografías en blanco y negro llenas de emoción. Deja alguna señal para que el de hoy sepa que el de ayer fue feliz.»

Dejemos el recuerdo de ese momento en estas líneas.

2 Comentarios
  • María del Mar Genovard
    Publicado a las 18:51h, 12 abril Responder

    Hola mi yo del futuro!

    No me extenderé, pero decirte que siempre he sabido apreciar los pequeños detalles de la vida, aprovechar los momentos y las personas que han aparecido en un momento dado en mi vida para aprender algo de ellos o que ellos aprendieran algo de mí.
    No espero encontrar la felicidad porque ya soy feliz. Feliz por existir, por intentar ser mejor persona cada día, por tener a personas a mi alrededor que me aprecian y a las que aprecio y por muchos motivos más.
    Mi filosofía de vida es que el pasado tenía que ser así porque tenías que aprender algo de ello y que las cosas suceden cuando deben suceder ni antes ni después. Así, que al final, lo único que debes hacer es no rendirte y seguir valorando y aprendiendo de cada momento de tu vida.

    ¡Te quiero mi yo del futuro! llegaremos a conocernos, estoy construyendo un camino que espero te guste.

    Besos,

    MGO

    • Mari Luz Sáez Cano
      Publicado a las 19:54h, 12 abril Responder

      ¡Qué grande! Totalmente de acuerdo, todo en la vida nos sirve para aprender, tanto los aciertos como los errores, y eso, sin duda, nos hace más fuertes. Estoy segura de que todo pasa de una manera
      porque tenía que ser así, porque algo mejor nos espera <3.

Deja un comentario