La crítica del mes (junio): «En los zapatos de Valeria»

La crítica del mes (junio): «En los zapatos de Valeria»

Es difícil empezar a escribir una crítica de un libro que ha cosechado un gran éxito de ventas y que ha rellenado páginas y páginas de críticas y recomendaciones literarias. Si a eso le añadimos el hecho de que la opinión unánime al respecto puede diferir un poco a la mía, entonces la dificultad se hace evidente.

Así que si tuviera que describir la primera parte de la saga Valeria y resumirla en titulares dignos de prensa sensacionalista, esta sería mi elección: «Una novela de adolescentes para adultas no apta para todos los públicos»; «un ataque a la sensibilidad hormonal femenina con alta dosis de lujuria, locura y erotismo»; «la máxima expresión de libertad de la mujer en el S. XXI» o «El realismo erótico explicado al más mínimo detalle».

Pero para los que estáis conmigo en que la novela va mucho más allá de los actos carnales, sabréis que la historia esconde un análisis interno que atestigua el por qué de su éxito. En sustancia para el lector supone un baile de sensaciones que la autora ha sabido reflejar con precisión y realismo literario. En definitiva, una ayuda a todas esas vergüenzas reprimidas que cualquier mujer ha podido sentir y no se ha atrevido a contar.

Una confesión de emociones común al género femenino que no siempre contenta a todas por igual.

Netflix lleva 'Valeria' a su tele

Y es que si analizamos la historia en general, esta no deja de ser la vida de cuatro jóvenes amigas que van en busca de la felicidad y el amor correspondido, pero contada en palabras de la autora, supone una droga literaria que te absorbe entre páginas y no te deja respirar durante días. Así es Elísabet Benavent, una escritora que es capaz de transformar una historia común para muchas mujeres en un drama erótico-romántico con total precisión.

Sin embargo, la crítica de esta novela no me permite simplemente mostrar la parte de la opinión global que cualquier persona puede encontrar fácilmente en cualquier medio, sino también acercar al lector a una opinión diferente de una historia que me ha dejado un sinsabor de boca. Y es que son la simpleza de la historia y la profundidad de las palabras las que consiguen que esta novela te enamore… o te decepcione.

Solo depende de los niveles de convencionalismo que el lector tenga para defender esta historia o no.

Valeria, la serie

El argumento en sí me deja un amargor de sentimientos encontrados en los que la razón y el corazón no sintonizan la misma canción.

Pero, eso sí, un éxito literario no tiene por qué ser apto para todos los públicos… ni todos los gustos. Porque al final la base se encuentra en el género literario y la tendencia a leer uno u otro, y este, básicamente, camufla el romanticismo en forma de erotismo. Por tanto, sería absurdo mencionar los motivos por los que la historia no me ha llegado a mi punto álgido, porque quizás son esos mismos motivos por los que reconozco que ha cosechado buenas críticas: sexo, chabacanería verbal en forma de literatura y realismo erótico contemporáneo.

¿Quizás mi reacción se deba a que la obra desprende un exceso de realismo? Quien sabe, pero la moral sobre los tiempos en los que vivimos es tan subjetiva como personal es esta crítica. Y es que la realidad no siempre tiene que estar camuflada en cuento de hadas. A veces puede tratarse simplemente de una chica anclada en su matrimonio, de un desatado esperpento sexual que la busca hasta la infinidad y una rutina de cuatro amigas que viven su vida intensamente.

Aunque hablando de hadas, quizás son estas y sus historias de paz, felicidad y sosiego las que nos sacan de nuestro desencanto rutinario. Quizás es eso lo que iba buscando en esta historia.

Todo fantasías.

1 Comment
  • Mª del Mar G.
    Publicado a las 23:05h, 09 julio Responder

    Me gusta como has redactado la valoración de este libro. Yo lo empecé a leer, pero me cansé de tanta palabra mal sonante y del formato tan coloquial escogido por la autora. Es verdad que ha tenido mucho éxito, pero necesito un vocabulario más estándar para poder leerlo. En fin, hay muchos libros que escoger y con los disfrutar igualmente.

    Mi saga favorita que también es erótico-romántica es ‘Deseo Concedido’ de Megan Maxwell. La recomiendo 😉

Deja un comentario